• 12 voto(s) - 3.67 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
[Guía] Elegir capitán
#1
Elegir al capitán es una parte vital en la creación de un gran equipo y podemos encontrar un sinfín de ejemplos, Puyol, Raúl, Albelda, John Terry, Steven Gerrard, Cesc, etc…

Mentalmente fuertes, respetados dentro y fuera del campo y con una gran influencia que permita a los equipos llegar a lo más alto. Son los capitanes quien deben dar ejemplo y liderar al equipo sobre el terreno de juego, no cabe duda de que el entrenador es una parte muy importante pero, una vez empieza el partido, sólo puede dar instrucciones como profesos de autoescuela estresado.

El capitán puede ser quien tu quieras, no existe una decisión correcta o errónea. El echo de escoger a tu capitán por el color del pelo no es la mejor razón, pero no tiene porque ser la errónea. Sin embargo, hay una serie de características en las que basarse para decidir quien debe liderar el vestuario.

Edad:
Una de las primeras cosas en las que debemos fijarnos. Rara vez veremos un adolescente llevar el brazalete de capitán de un gran equipo. Tener en cuenta el número de partidos que ha jugado en primeros equipos es una buena idea, la experiencia es importante. Con la edad, normalmente, llega la habilidad, según el juego la mayoría de jugadores llegan a su mejor nivel entre los 26 y los 32 años, así que, el candidato debería estar entre esa edad.

Tiempo en el club:
Creo que es una característica crucial, el capitán debe conocer el club. A nadie del vestuario le gustará ver como un recién llegado se hace con la capitanía a las primeras de turno, ni a los aficionados ni al resto de miembros de la plantilla.

Equipos favoritos:
No parece una característica obvia pero no por eso debe dejarse de tener en cuenta. Que pasaría si el equipo favorito de tu capitán resulta ser el máximo rival? Cosas como ésta pueden causar una falta de harmonía en el conjunto del equipo. Por el contrario, puede ser muy beneficioso para la plantilla si el capitán ama el club, ya que sabemos que hará cualquier cosa para ayudar a alcanzar el éxito.

Feliz o infeliz:
Puede funcionar de dos formas distintas. Tener un capitán con la moral baja puede arrastrar a los demás jugadores al mismo estado mental, por el contrario si el capitán tiene la moral por las nubes será mucho más fácil para los demás alcanzar su mejor nivel.

Relación con los compañeros:
Para evitar confrontaciones o celos con otros jugadores intenta no escoger un figura poco popular dentro del vestuario como tu capitán, a los jugadores no les gustará y reaccionarán mal a tu decisión. Para saber si un jugador no es popular puedes mirar sus preocupaciones sobre otros jugadores en la ficha del jugador. Si hay alguien que dice que no le gusta un jugador, no nombres a ese capitán de tu equipo.

Personalidad:

Ésta característica puede destacar a un verdadero líder de entre los demás. Evita nombrar a un jugador “inestable” o “egoista” y fíjate más en los “líderes”, “profesional modelo” o “determinado”. Es la mejor opción para el vestuario.

Posición:
No es algo que realmente importe pero merece la pena tenerlo en cuenta. El capitán suele ser un centrocampista o un central, suelen reunir mejores condiciones que los extremos o delanteros centro. Habiendo dicho esto, puede que el hombre que mejores condiciones reúna juegue en esa posición…

Atributos mentales:
Son muy importantes, ya que necesitamos a un capitán con gran fuerza mental. Atributos como valentía, influencia o determinación deberían ser altos, aunque una buena media en los atributos mentales también nos puede servir. Es tan importante porque los capitanes son los encargados de liderar al equipo en el campo, por lo que deben ser duros mentalmente para poder llevar a cabo ése trabajo.

Actitud:
Tener un capitán vago es un suicidio. Otros jugadores, especialmente los jóvenes, suelen copiar lo que hace su capitán. Éso se traduce al resto del equipo, por tanto, si el capitán es un vago el resto de los jugadores también lo serán. Por el contrario, si el capitán trabaja duro también transmitirá esa idea al resto de compañeros.

Trabajo en equipo:

Un líder debes ser capaz de trabajar para el equipo y hacer que el resto de sus compañeros hagan lo mismo. Ésa es una de las razones por las que un delantero puede ser una mala elección como capitán, a menudo son egoístas y están más preocupados por marcar goles que por el conjunto.

Un capitán para años:
Cuando escogemos al capitán es bueno hacerse un par de preguntas. Seguirá siendo el capitán dentro de unos años?, Seguirá siendo igual de bueno? La respuesta nos dice que no es muy recomendable nombrar capitán a un jugador con 33 años, o alguien que creas que venderás a final de temporada.

Resumiendo, los jugadores débiles mentalmente, egoístas o muy jóvenes no son buenas opciones. El capitán debe ser alguien que lo dé todo por y para el equipo, que sienta los colores y que sea capaz de convencer al resto de sus compañeros de que se puede remontar un partido. Como se dice por ahí, el capitán es el enlace entre el entrenador y el resto de los jugadores.
[Imagen: b2f7c9b123f9d84f191aa5ae6bc2b4ca_large][Imagen: 5LKfY.gif]
  Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)